Mitos sobre las plataformas vibratorias

A pesar de todas las investigaciones que sustentan los beneficios de las plataformas vibratorias, lamentablemente circulan muchos mitos que generan cierto esceptiscismo alrededor de ellos. En este artículo intentaremos derribar algunos de ellos.

Mito 1
“Las plataformas más caras no son mucho mejores que las más baratas”

Muchos creen que como la mayoría de las plataformas tienen un aspecto similar, brindan los mismos beneficios con una eficiencia parecida. Nada más lejos de la realidad.

Aunque las vibraciones por sí mismas generan beneficios, la verdad es que sólo algunas marcas han sido sometidas a investigaciones científicas que apoyen sus virtudes. El resto pueden ofrecer beneficios, pero no han sido científicamente estudiados. De allí surge la diferencia de precios.

Lamentablemente, éstas últimas máquinas son las que copan la mayoría del mercado. Esto se debe a la falta de interés de los fabricantes en conocer con detalle los efectos internos de sus máquinas y también a la conveniencia de vender dispositivos fabricados con materiales de menor calidad para poder venderlos a menor precio.

Mito 2
“Cada tanto se populariza algún artefacto nuevo con beneficios que supuestamente revolucionarán el mundo del fitness, pero al poco tiempo la moda pasa y terminas encontrando exusuarios que venden esas máquinas a muy bajo coste”.

Las plataformas vibratorias no son algo nuevo. La idea de utilizar las vibraciones para mejorar aspectos relacionados con la fuerza y el rendimiento viene probando su efectividad desde los años ’60. Los beneficios de transmitir vibración desde una plataforma se descubrieron a mediados de los ’90.

Desafortunadamente, el esceptiscismo de usuarios y especialistas, las malas estrategias de marketing y ciertas equivocaciones de los fabricantes han llevado a que la industria del entrenamiento vibratorio se mantenga en la oscuridad por mucho tiempo. Es por eso que la mayoría de la gente recién empezó a escuchar sobre el tema en los últimos años.

Es probable que en los próximos años veamos plataformas vibratorias usadas a muy bajo coste, pero esto se relaciona con el hecho de que, a medida que la tecnología avanza, las plataformas más antiguas tienden a perder valor, por ser cada vez más los requerimientos de la industria.

Mito 3
“No soy un experto y no sé si existe una evidencia REAL que sustente los beneficios del entrenamiento vibratorio”

Hay, por lo menos, 111 estudios disponibles en Internet que apoyan las virtudes de la vibración. En ellos pueden hallarse conclusiones como las que siguen:

“Hemos demostrado por primera vez que las vibraciones de baja frecuencia y magnitud, aplicadas tres veces por semana durante ocho semanas en mujeres postmenopáusicas, derivan en una significativa reducción del índice Ntx/Cr, un indicador de reabsorción ósea” – Journal of Osteoporosis, 2011

“Una terapia de 12 semanas basada en vibraciones de baja frecuencia es realizable y puede representar una nueva forma de tratamiento para pacientes con dolor lumbar inespecífico” – Journal of Rehabil Medicine, 2011

“El estudio actual demuestra que las vibraciones aplicadas a lo largo de todo el cuerpo, sin superponer otros ejercicios, implican un método efectivo para incrementar enormemente la flexibilidad de la zona baja de la espalda y el tendón de la corva. Además, las vibraciones de cuerpo entero aplicadas a lo largo del tiempo terminan estimulando en medida aún mayor la fuerza reactiva”– Journal of Sports Medicine and Physical Fitness. 2010.

Mito 4
“El entrenamiento vibratorio no te ayudará a quemar grasas, ni a aumentar el tamaño de tus bíceps. Ni siquiera fortalecerá tu corazón. Si quieres resultados reales, debes hacer un esfuerzo real”

Muy pocas técnicas de ejercicio te ayudarán a quemar grandes cantidades de grasa o a desarrollar bíceps gigantes. Para lo primero, necesitas una dieta estricta y un metabolismo especial; y lo segundo requiere una genética superior y métodos de entrenamiento extremos. Pero si crees que el entrenamiento vibratorio ni siquiera ayuda a quemar calorías o a mejorar la masa muscular, estás equivocado. El entrenamiento vibratorio brinda una serie de beneficios semejantes a los del entrenamiento tradicional y de una forma mucho más rápida.

Mas noticias sobre: Plataformas vibratorias

Etiquetas: